¿No te cansa tanto whats app? ¿No te cansa perder horas al día dedicado a estar atento a si te escribe tal o cuál persona? Esa chica especial que tanto te gusta pero con la que no has quedado en semanas. Ese chico que te pidió el número de teléfono, que de vez en cuando te propone quedar pero al final acaba cancelando la cita.

Yo me declaro en huelga.

Construyendo relaciones de whats app

Últimamente las relaciones ya no se construyen con gestos, ni miradas ni caricias. Las relaciones han pasado a construirse a través de palabras. Sólo palabras sin sentido que pretenden sustituir a todo un complejo sistema que el ser humano ha tardados siglos en desarrollar: el lenguaje no verbal.

Dicen (aunque sabemos que es un mito) que del contenido de nuestro mensaje, sólo el 7% son las palabras. El otro 93% es un conjunto de miradas, sonrisas, cruces de brazos, manos que tocan un mechón de pelo o incluso unos dedos largos y suaves que recorren tu cuerpo como un pianista que juguetea con las teclas.

Y un largo etcétera de gestos únicos que le dan a la conversación cara a cara un toque de distinción que jamás, y digo jamás, podremos igualar mediante una conversación de whats app ni a través de cualquier otro medio no presencial.

Hay circunstancias que no se pueden elegir. Pero hay otras que sí. Click Para Twittear

Pero aquí estoy, escribiendo en un blog digital que tan solo me permite usar palabras.

La vida es así de contradictoria: hay cosas que no se pueden elegir. Pero hay otras que sí.

Construir relaciones por Whats App: la elección equivocada

Llevas años utilizando la jodida aplicación. Dime la verdad, ¿cuántas conversaciones épicas y extraordinarias has tenido? ¿cuántas veces te has emocionado de verdad como te puedes emocionar con una de esas miradas que detienen el tiempo?

Huelga de Whats App

Y peor aún, ¿cuántos malosentendidos, con finales realmente catastróficos, has sufrido por culpa de esa falta de comunicación No Verbal?

Whats App es un medio vacío y esquivo de comunicación. Es muy fácil interpretar un falso personaje, pudiendo pensar la respuestas durante minutos. O pidiendo consejo para dar dichas respuestas.

Tanto es así, que mucha gente parece personas distintas en la comunicación presencial y a través de la aplicación. Mensajes directos o sexuales que se convierten en gestos tímidos e inocentes en persona. O al contrario, personas muy efusivas y emotivas que no son capaces de utilizar la plataforma para demostrar realmente quiénes son.

No se trata solo de Whats App

Me encanta conocer gente: reconozco que es una de mis aficiones favoritas. Tanto es así, que aprovecho cualquier medio, ocasión o excusa para descubrir ideas nuevas en forma de persona.

A lo largo de mi vida he probado decenas de redes sociales, aplicaciones enfocadas a encontrar pareja y de otra índole parecida. Tengo cuenta en badoo, adoptauntio, tinder y otras muchas plataformas del estilo. Las he utilizado todas y en todas ellas me he acabado aburriendo en menos de unas horas.

“Eso es porque no te comes un rosco”. Seguro que es lo primero que has pensado.

Pero te equivocas. Funcionan, las redes sociales, aplicaciones…bla bla bla, funcionan. Sirven para conocer gente.

A medias.

Sirven para conocer gente del mismo modo que lo hace Whats App: superficialmente, bien protegido detrás de una falsa intimidad o incluso de un posible anonimato.

“Pero siempre puedes quedar con la persona”

Sin duda es cierto, es el objetivo final de estos medios. Y en mi escasa experiencia(unida a la dilatada de algunos amigos) te diré que cuanto más directo seas, antes quedarás con la persona que hay al otro lado.

La vida va de vivir, de disfrutar el momento, los nervios. De enfrentar a los miedos y… Click Para Twittear

Pero personalmente, prefiero superar mis miedos a través de la sinceridad.  Prefiero los nervios de niño pequeño antes de acercarme a una desconocida, los errores, los rechazos y las pullas. Prefiero 20 horas de conversación cara a cara con un final catastrófico que 5 minutos en internet con “final feliz”, tú ya me entiendes 😉

Los nervios como forma de vida

La vida va de vivir, de disfrutar el momento, los nervios. De enfrentar a los miedos y conquistarlos. La cantidad de emociones que te puede provocar un segundo frente a un desconocido borra de un plumazo las 300 líneas intercambiadas en todas esas redes.

La vida va de vivir, de disfrutar el momento, los nervios. De enfrentar a los miedos y conquistarlos

No más Whats App para crear relaciones, ni como único medio para mantenerlas. A partir de ahora Whats App se va a convertir tan solo en el medio para proponer un encuentro en persona.

Esa es mi decisión, pero quizá no es la tuya ni la de mucha gente. Lo se porque es un tema repetido hasta la saciedad. Y lo curioso es que parece que todos nos hacemos las mismas preguntas. Así que déjame darte respuestas a algunas de ellas.

¿Por qué me habla por Whats App pero nunca quedamos?¿Por qué me habla por Whats App si se que no le gusto?

A todos nos gusta sentirnos especiales, únicos y admirados. Nos gusta sentirnos atractivos y seductores. Tener a alguien que te habla a diario te hace sentir que le importas a alguien. Muchas veces, esa chica o chico con el que hace mucho que no hablas, te escribe un mensaje. Quizá se aburre, quizá quiere recuperar tu interés, aunque siga sin ser recíproco. Todos somos un poco así, no lo tomes muy a mal. Si para ti es algo más importante y termina causándote sentimientos negativos, bloquea la conversación, al menos por un tiempo.

¿Por qué no puedo ver la información de mi contacto?

Eso háblalo directamente con Whats app

¿Qué le digo la primera vez?

A esta pregunta no es fácil responder. Creo que todos nos enfrentamos a un momento de incertidumbre ante el primer mensaje. ¿Mi consejo más simple? Decir lo que te apetezca, ya sea continuar una conversación que tuvistéis o recordarle las razones por las que le pediste el número.

¿Es bueno hablar constantemente con la chica que me gusta por whatsapp?

Eso es cuestión de gustos. Si la conversación fluye y a ti te compensa, adelante. Personalmente, me siento incapaz de mantener una conversación constante a lo largo de todo el día. Prefiero pequeñas conversaciones que nunca llegan a terminar.

Por otra parte, no creo (y esto es cosa mía) poder llegar a conectar con una persona del mismo modo que lo haría en persona, así que suelo dejar las conversaciones más interesantes para la cuando estoy cara a cara.

Fóllame a mi, no a mi Whatsapp

¿Cuánto tengo que esperar para contestar a sus mensajes?

¿En serio?, ¿cuántos años tenemos? Se ha instaurado una especie de moda donde si la otra persona no contesta automáticamente a un mensaje nosotros tenemos que tardar más aún en responder que ella. Así se genera una batalla absurda entre dos egos o miedos enfrentados por parecer demasiado accesibles.

Contesta cuando puedas y te apetezca, tan simple como eso. Olvídate del “y tú más”. Déjalo para los niños y los políticos.

La conversación muere, ¿cómo la revivo?

A esta pregunta, Pasión siempre te contestará lo mismo: “Dale unos días y vuelve a empezar con una pregunta absurdamente divertida”. Otros amigos, optan por detalles aún más ridículos. Alberto y Sergio afirman que la mejor manera de recuperar una conversación perdida es enviar una bailarina.

Tanta absurdez me hace pensar que, al final, lo importante en whats app (como en la vida) es divertirse.

Si no contesta, ¿insisto?

A ver…¿qué significa que no contesta? Si han pasado 3 minutos igual tienes que darle unos pocos más. Personalmente, no suelo reincidir en los mensajes en horas o, incluso, días. Ante todo, no seas pesado o pesada. A ellas les parecerá que eres un salido y a ellos que eres una desesperada. Y nadie le gusta recibir un mensaje por minuto cuando está en una reunión de trabajo.

 

Y tú, ¿qué piensas de Whats App? ¿Tienes alguna pregunta que quieres que intentemos contestarte?