Confieso que soy un «echao pa lante». Un motivado de la vida que siempre se ha tirado a la piscina sin saber muy bien si está llena o vacía. No por nada en especial sino porque siempre he creído que las cosas son más fáciles de lo que parecen. Pero no todo el mundo está igual de tarado como yo. Los hay de los que son más realistas. Los que prefieren pensar las cosas antes de actuar. Más pacientes. Van por el mundo con pies de plomo. Y no es que esté en contra de ellos pero es que parece que se haya puesto de modo ser realista. Y pensándolo un poco…

Es que estoy siendo realista…

¿Qué es ser realista? ¿Qué significa exactamente esta expresión?

Ser realista no es ni más ni menos que ver lo que han hecho los demás. Es decir, plantear una solución a un problema acorde que ya ha sido usada con anterioridad, habiendo resuelto o estropeado dicho problema. ¿Me explico?

Es decir, si alguien ha tenido un problema igual que el tuyo, ¿por qué no copiar lo que ha hecho?

¿Es malo?

En absoluto. Copiar lo que ya se ha hecho no es malo. Sería un absurdo redescubrir el continente americano una y otra y otra vez, o reinventar la escritura. Los conocimientos que ya se tienen hay que aprovecharlos.

Pero como todas las cosas, tiene su lado positivo y su lado negativo.

La trampa perfecta…

Ser realista y resolver tus problemas con soluciones que ya se han usado y se han comprobado que funcionan está muy bien pero el «realismo» a veces tiene una pequeña trampa.

Si partimos de esta definición el primer bache que nos encontramos es que el realista no avanza nunca. Si tienes que solucionar tus problemas acorde a experiencias pasadas nunca podrás inventar respuestas nuevas. No podrás afrontar situaciones nuevas de las que no has tenido experiencias previas.

Se ha puesto de moda SER REALISTA

Pero lo que a mi más me aterra es el segundo gran y enorme bache. En mi humilde experiencia la frase «estoy siendo realista» esconde una enorme engaño. O más bien un autoengaño que se traduce en «no me atrevo a arriesgar».

Ejemplos hay a patadas. «Siendo realistas ¿cómo van a contratar a alguien como yo?» «Siendo realistas, si voy ahí ¿qué me van a decir?» «siendo realistas, nunca llegaré a…»

Y es verdad, todas esas frases, excusas, son ciertas porque, joder, siendo realistas…

Hay que dejar de ser realistas…

Y es que cualquier situación puede tener miles de excusas.

Pero sinceramente, entre tú y yo, ¿crees que los grandes genios del mundo no han tenido excusas? Quizás suene exageradamente prepotente, pero a mi me gusta compararme con los mejores y ¿qué crees que tienen todos ellos en común?

La ficción tarde o temprano se convierte en realidad. ¿O crees que hacer viajes al espacio es realista? ¿Poder hablar con una persona totalmente desconocida de Tahití en tiempo real? ¿Verne y la vuelta al mundo en 80 días? ¿A caso lo ves realista? Porque hasta que alguien lo hizo posible era totalmente irreal.

La cuestión final es que, como decía Trump, vas a tener que pensar de todas formas, ¿por qué no pensar a lo grande?

Ser realista no funciona…

¿Has probado a hacer alguno de esos planes que llamas irreales?

Entiendo que den miedo. Todo lo nuevo en esta vida da miedo. Estamos programados para acojonarnos ante situaciones nuevas. A estancarnos en la zona de confort durante el resto de nuestras vidas. Será la naturaleza, Dios, algún gen egoísta. No me importa, sinceramente. Pero tengo que decirte que los grandes logros no vinieron de tener miedo sino de ser irreal.

Al final amigo mío todo se reduce a una de estas dos simples preguntas. Si soy IRREALISTA… ¿qué es lo que puedo perder? Y… ¿qué es lo que puedo ganar?

Los que no fueron realistas…

Hace unos años unos señores decidieron no ser para nada realistas. Esos señores crearon, o mejor dicho, vivieron lo que se llama hoy en día como «la carrera espacial». No sé si tú los conoces en persona, yo la verdad es que no pero conozco alguno de sus logros. Y contestando a tu pregunta de antes, ¿qué perdieron esos señores por no ser realistas? Dinero. No sé cuanto, ¿millones de dólares tal vez?

Y… ¿qué ganaron?

TAC o tomografía Axial computarizada, un cachivache médico. El joystick, el detector de humos, la navegación por satélite, los filtros de agua, los bañadores tan de moda en competiciones de natación hoy en día. Los brackets también se inventó en la carrera espacial. A si y el aislamiento térmico.

¿Crees que mereció la pena dejar de ser realista?