He leído tantas cosas sobre cómo atraer en los demás que he decidido traeros algo sencillo y fundamentado en estudios experimentales. Así que déjame explicarte cómo hacer para atraer un poquito más a la persona que te gusta. Déjame contarte los principios de la atracción.

Principios de la atracción: El efecto de la semejanza

Fíjate en tus mejores amigos. Fíjate en la gente que mejor te cae y aquellos con los que conectas con facilidad. ¿Tienen algo en común?

Piensa, piensa….

Venga, ya te lo digo yo. Tienen en común que piensan igual que tú.

atraccion-fisica

No digo que piensen igual que tú en todo, sino en los temas importantes. Si tú eres religioso y vas cada fin de semana a misa, lo más normal es que tu mejor amigo no sea el líder de una secta satánica. Que no digo que sea imposible, pero no va a ser fácil.

Pero no extrememos tanto.

Basta con fijarte que cuando cambias de hábito (empezar a hacer deporte, por ejemplo) tu grupo de amigos se diversifica. Empiezan a entrar en él más personas con el mismo hábito. ¿Por qué? Pues porque al retro-alimentar lo que pensamos nos hacen sentir un poquito mejor.

Te lo digo de otra forma. Imagina que decides hacer deporte y tu mejor amigo te dice, todos los días, que el deporte no sirve para nada.

Vas a acabar de él hasta….

Pues bien, a grandes rasgos, ésto es lo que explica el principio de semejanza: Nos gustan las personas que se parecen a nosotros en creencias y actitudes ante la vida.

Me gustas si te pareces a mí. Click Para Twittear

¿No os parece un tanto egocéntrico? Pues parece que todos vamos un poco por esa línea.

En un estudio de Byrne (un psicólogo famosillo), replicado hasta la saciedad, se demostró que nos sentimos más atraídos hacia una persona desconocida con quien compartimos muchas actitudes y creencias que hacia una persona desconocida con quien compartimos pocas.

Así que sí, gustamos más a aquellas personas que piensan como nosotros y se comportan como nosotros. También a nivel de pareja.

Semejanza real vs semejanza percibida

Pero pero pero….yo conozco gente que no se parece en nada y están juntos.

¡Pues puede ser Manuel! Porque una cosa es lo que dos personas se parecen objetivamente entre sí (semejanza real) y otra es lo que esas dos personas sientan que se parecen entre sí (semejanza percibida).

A grandes rasgos, y si tu objetivo es ligar, tendrás que centrarte más en la segunda.

Principios de la atracción: El efecto de reciprocidad

¿Cuántos años tienes? Si eres joven seguro que pecas más en este fallo que si rondas los 60 porque, quieras o no, sabe más el Diablo por viejo que por Diablo.

Pero, aún suponiendo que rondes los 60, apuesto a que de pequeñito eras de los que no le decía a una chica que le gustaba por miedo a dejar de gustarle.

¡Toma ya! Esto lo hemos hecho todos y algunos lo arrastran hasta la edad adulta. Y tiene sentido, porque a nadie le gusta sentirse rechazado y una confesión directa de que le gustas a alguien…

Pues tengo una sorpresita para los segundos. La psicología ha demostrado, una vez más hasta la saciedad, que gustamos más a las personas que saben que nos gustan.

Me gustas si te gusto. Click Para Twittear

Los hechos son los hechos, porque se han llevado a cabo diversos estudios experimentales (Aronson yWorche!, 1966; Kenny, 1994; Luo y Zhang, 2009) en los que a los participantes se les proporcionaba información falsa sobre lo que supuestamente otra persona pensaba de ellos, diciéndoles que se sentían atraídos.

Y los resultados no dejan lugar a dudas: conocer que le gustamos a alguien nos hace sentirnos más atraídos hacia esa persona.

Consejo: no te vengas arriba. Sé sutil al comunicar tu atracción 😉

Principios de la atracción: El efecto de la familiaridad

Lo sé, tú también tienes una pareja de amigos que se conocen desde los 7 años, siempre han sido amigos y con 20 y muchos acabaron por salir juntos.

Es algo muy común y se debe al llamado “Efecto de mera exposición” que dice que la exposición repetida a un estímulo aumenta el agrado hacia él. Por eso, después de años de compartimos experiencias vividas y buenos momentos, el agrado entre ciertos amigos se convierte en atracción.

Me gustas si te conozco. Click Para Twittear

¿Es una efecto bonito verdad? ¿Eso crees? Es por esta misma razón que te ha acabado gustando la canción de “Despacito”.

¿Pero por qué ocurre todo esto?

A grandes rasgos se basa en 3 principios:

  • Si no pasa nada raro, cada encuentro social tiende a ser moderadamente positivo a nivel afectivo.
  • Las nuevas situaciones nos ponen un poco en tensión debido a la incertidumbre pero esto disminuye a medida que los revivimos. Siempre que no la líes.
  • La familiaridad crea oportunidades para la interacción y, normalmente(si no la lías) las interacciones suelen ser reforzantes.

¿Que no te gusta la canción de “Despacito”? Pues también puede ser, porque el “Efecto de mera exposición” tiene una cara B: la exposición prolongada a un estímulo que nos desagrada empeora nuestra evaluación del mismo.

Y por esto mismo he dicho lo de no liarla en cada uno de los cuatro principios. Si desde el principio haces algo para caer mal a otra persona, cada vez que la veas irá aumentando la tirria que te tiene.

En resumen, si quieres ligar con una persona, comienza a convertirte en alguien familiar para ella, pero sin caer en el desagrado.

Principios de la atracción: El atractivo físico

Déjame terminar jodiéndote un poquito el chiringuito.

Resulta que mola mucho cuando alguien tiene actitudes parecidas a nosotros, cuando sabemos que le gustamos y lo hemos visto tantas veces que sentimos mucha familiaridad hacia él/ella, pero lo que más mola, sin lugar a dudas, es el atractivo físico.

yx3Opqn

Tiene sentido, ¿verdad? No te he descubierto nada nuevo. Pero por si tienes alguna duda, te diré que la evidencia experimental es clara.

Luo y Zhang (2009) comprobaron simultáneamente el efecto de los cuatro factores en la atracción. Para ello, realizaron un estudio utilizando un método de citas rápidas. Sus resultados mostraron que el atractivo físico era el mejor predictor de la atracción interpersonal, tanto en hombres como en mujeres.

Conclusiones

En resumen, semejanza, reciprocidad, familiaridad y atractivo físico. Los 4 pilares de la atracción que te llevarán a resultar más interesante no sólo a potenciales parejas sino también a nuevos amigos.

Y no te quejarás, todo ello justificadito con su propio estudio experimental. Y ahora, ¿qué te impide ser más atractivo?