Pongámonos serios por un momento. Y mira que tiene mérito que lo diga yo. Pero sí, pongámonos serios por un momento. Resulta que Cerebro y yo estamos atravesando una época con un poquito menos enérgica de lo normal. Esto en si no es malo pero creo que ya es hora de cambiar de fase por lo que te voy a contar como se hace eso. Hoy te voy hablar de los pasos que sigo yo para emprender cualquier proyecto. ¿cualquiera? Sí, cualquiera… atento…

¿Por donde empezamos?

Para entender esto hay que definir la palabra proyecto. ¿Qué es proyecto? para mi proyecto viene a ser cualquier cosa que tenga que quieras hace. Por ejemplo: montar una empresa, ser más disciplinado, perder peso, conseguir un extra para ir todos los viernes al cine, sacarte el carnet de conducir, aprobar un examen complicado, aprender hacer sushi, tocar el solo de la canción que más te gusta de rock n roll… ¿Entendido?

Cada proyecto se divide en Logros. ¿Qué son los logros? Cada proyecto está compuesto por varias fases o varios objetivos que tienes que cumplir, un logro es cada uno de esos objetivos.

Una vez entendido esto… EMPEZAMOS.

Paso uno: DEFINIR

Definir el proyecto o proyectos. Es decir ¿qué quieres? Parece simple pero no lo es. Lo importante en primer lugar es definir qué quieres exactamente. Por ejemplo si partimos de mi caso personal, este verano definí un proyecto como «conseguir ser más disciplinado en el campo de los estudios.»

Pero puede ser cualquier cosa, antes de he dado bastantes ejemplos.

En segundo lugar de normal no se define solo un proyecto sino una pila de proyectos. ¿Cuantos? Sinceramente 6-7 ya me parecen bastantes. Si solamente tienes un proyecto en mente no vas hacer nada porque al final no vas a dedicarte 24 horas al día a lo mismo, te vas a aburrir y además uno crece realmente cuando descansa no cuando realiza la acción en si. Por contraposición, si tienes demasiados nunca profundizarás en lo que realmente quieres.

Por lo que a mi parecer con tener 3 proyectos importantes y quizás otros 3 secundarios es más que suficiente.

Proyecto importante sería aquel que le dedicarías aproximadamente 3-4 horas al día y un proyecto secundario algo que quizás hagas más bien de vez en cuando.

Paso dos: ORGANIGRAMA

Entrémos en materia. El organigrama es un plan de acción y esto es algo un tanto laborioso por lo que te recomiendo un boli y un papel.

Logros:

Cada proyecto esta constituido por diversos Logros, son como pantallas de un videojuego que vas a tener que pasar. Para aprender ingles no solamente hace falta saber vocabulario sino que tienes que saber escuchar bien, trabajar tu pronunciación y saber gramática. Lo mismo pasa absolutamente con todo.

En mi caso personal uno de mis proyectos que me propuse a finales de verano era conseguir hacer a la semana X numero de sesiones de deporte. ¿En qué logros divido Yo el término deporte?

Freeletcis (sería algo así como calistenia).

Gimnasio (entrenamiento de pesas)

Combate (boxeo, kick boxing, entrenamiento con saco)

Carrera

Comer sano (dieta previamente organizada)

Energía:

otro factor importantísimo, no todos los logros requieren la misma energía. Es decir, cada día tú te levantas con un estado de ánimo o una energía, puede que te levantes hoy al 100% pero quizás mañana estés al 20%… organiza tu proyecto por Logros y por energía que gasta el realizar ese logro.

Tu organigrama no solamente tiene que tener una lista de cosas que vas a tener que hacer sino también una lista de cosas que vas a tener que hacer si, por lo que fuese, un día determinado no te apetece o no te sientes con ánimos de hacer una determinada tarea.

En mi caso particular con el deporte, no es lo mismo hacer calistenia que salir a correr un ratito. Evidentemente si estoy muy cansado y no puedo con mi alma y aun así tengo que cumplir un determinado logro hoy porque me lo dice mi organigrama puede que en vez de entrenar calistenia salga a correr ¿me entiendes?

Tiempo:

Tus días se componen en 24 horas de las cuales hay una cantidad de horas X que vas a tener que invertir en actividades necesarias que no forman parte de tus proyectos. Por ejemplo, dormir, trabajar, comer, ducharte, vestirte, desplazarte de un sitio a otro… etc. Si restamos 24-X te queda Y, que son las horas productivas que tienes al día.

En cada caso la Y varía, unos trabajan más otros menos, unos no se qué y otros no se menos. Pero tu Y es tuya y solo tuya, no se puede intercambiar. Bien ¿qué vas hacer con ella?

El organigrama organiza tu Y por prioridades. Hay proyectos que son más importantes para ti. Estos requerirán más tiempo. Organiza tu Y en función del tiempo que necesites y los proyectos/logros que vayas a hacer cada día.

La gran clave para conseguir cualquier PROYECTO

OJO: está bien que organices de tu día como un horario de un colegio, (de 8 a 9 voy hacer A, de 9 a 10 voy hacer B y de 10 a 11 voy a hacer C), pero el ser humano no funciona así. Primero que cada logro suele requerir más de una hora. Los entrenamientos que hago son de una hora pero frecuentemente se suele alargar un poco, además de que gasto tiempo entre ir, venir, ducharme, cambiarme, etc…

Y por otro lado después de hacer un logro siempre solemos necesitar como un tiempo de barbecho. Horas muertas de descanso o como quieras llamarlas.

No tengas miedo de poner en tu organigrama horas que te servirán para descansar.

Tu organigrama tiene que ser lo suficientemente flexible como para adaptarse a las necesidades de cada día y de cada semana y lo suficientemente rígido como para saber qué hacer en cada momento.

Personalmente no me organizo mis organigramas por días sino por semanas. Tengo ciertos logros que tengo que completar cada semana y ya en función de mi horario voy colocándolos en huecos que voy teniendo. ¿Me explico?

Paso Tres: Acción

 La inevitable acción siempre llega. Es más fácil tomar la acción si sabes qué tienes que hacer pasito a pasito.

Cuantas más opciones tengas para elegir más probable es que acabes sin hacer nada. Si en tu organigrama hay una respuesta de qué tienes que hacer (productivo) para cada momento de tu vida más fácil será hacerlo.

Por ejemplo, en mi caso personal veo series en ingles mientras como y estudio ingles de una app en las horas muertas o que considero poco útiles en la universidad.

Si no lo tuviera puesto en mi organigrama, en las horas muertas de la universidad aparece una barbaridad de cosas que se pueden hacer y ninguna es productiva.

¿Dispuesto a probar?

Cada uno puede organizar su vida como quiere pero hay algunos trucos que son un poquito mejores. Espero que este pequeño truco te sirva para organizar un poco tus proyectos, tus prioridades y finalmente lograrlos.


Desde ConquistaTusMiedos solo desearte ánimo. Si te ha gustado espero que lo compartas y nos leemos.