Espero que hayas pasado un verano de fábula. Con unicornios, aventuras y un montón de batallitas que contar y todo esto rodeado de monos titi. Pero lo que más espero es que estés preparado para SEPTIEMBRE. Mucha gente empieza con el cuento este de la «depresión post-vacacional» y todas estas historias. Aun así, confío en que tú estés con ganas de que vaya evolucionando este mes porque sino…

Eres INFELIZ.

Si vuelves de una época que ha durado a penas 1 mes y estás deseando que se acabe todo un año para volver a vivir ese mes voy a tener que darte una mala noticia. ERES INFELIZ. Tranquilo, tiene tratamiento.

Primero entiende una cosa, la RUTINA no es un desastre. La rutina no tiene la culpa. No es la que te hace infeliz. Ahora, tu rutina puede que sí que sea la responsable. Pero como ya he dicho antes, tiene tratamiento.

A la basura con la rutina.

Si eres de la gente que desea que llegue vacaciones para acabar con su sufrimiento deberías de tirar a la basura tu día a día.

¿Cómo? ¿De verdad es tan difícil cambiar de rutina?

Desde ConquistaTusMiedos hemos decidido lanzar una propuesta en Instagram de mostrar nuestra rutina. Con sus pros y sus contras. Sus momentos de gloria y sus desgracias.

Esta claro que nadie, absolutamente nadie, vive en una burbuja de felicidad constante así que también te vamos a mostrar esos momentos aburridísimos. Pero ese es otro tema, ahora a lo que vamos…

Crear RUTINAS.

El mundo está tan lleno de actividades molonas que es imposible aburrirse. El que se aburre es porque quiere. El problema no es meterse en un nuevo lio de algo que no conocías sino todas las pirulas mentales que uno se monta.

Pero empecemos por partes. Primero una RUTINA tiene que constar de un objetivo. No puedes vivir esperando a que pase algo fuera de tu alcance. Necesitas un OBJETIVO. Bueno, en su defecto, varios. Pero lo necesitas.

¿Qué es un objetivo?

Ganar dinero, sacar una carrera, aprender un idioma, ganar o perder unos kilos, hacer más amigos.

La lista de posibles objetivos es tan enorme como de rutinas.

¿Y la segunda parte?…

La excusa.

La segunda parte de toda rutina consta de empezar a hacerla. Si quieres aprender un idioma hay mil maneras. Aplicaciones para móvil, academias, bares de intercambio de idiomas.

Pero el problema no está en la posibilidad o imposibilidad de realizar la rutina el problema está en tu mente.

rutina-de-cinco-dias-para-hipertrofia

Tú no te apuntas a nuevas aventuras porque no te gusten sino porque tu mente se llena de ideas que te frenan. Tu mente es una experta en hacer excusas. No te equivoques, la tuya y la de todos.

  • No seré bueno en esto.
  • ¿Para qué me va a servir?
  • Seguro que no tengo tiempo
  • No tengo con quien ir

Nunca eres bueno al empezar.

No pretendo criticarte ni nada pero los dos sabemos que esas excusas son una mierda. Están ahí simplemente para que te quedes viviendo en la monotonía. Y los dos sabemos que se derrumban por su propio peso. Pero por si falta darles un toquecito…

No pretendas empezar jugar al fútbol siendo Cristiano Ronaldo. Todo lleva un proceso. Ser bueno en algo también. Sea lo que sea que hagas en tu día a día, el primer día que lo hiciste eras un paquete.

Y lo mismo pasa con todo lo demás. No necesitas un amigo con quien ir para empezar a bailar o para aprender inglés. De los 7 días que componen la semana seguro que le puedes dedicar 2 horas a tu nuevo plan… etc, etc, etc…

 Plan para SEPTIEMBRE

Ya se que el trabajo consume 8 horas diarias. La universidad es un asco y consume las mismas y a veces más. No te apetece ir al gimnasio porque está muy lejos y tienes que coger 2 autobuses, un barco e incluso un avión. Soy consciente de ello. Pero desde ConquistaTusMiedos queremos crear un mundo un poco más activo. Un poco más metido en lios. Gente que no acaba viendo la tele a las 6 de la tarde espero la hora de cenar.

Por lo que… ¿qué te propongo?

Es septiembre, el mes perfecto para apuntarte a eso que te apetece hacer desde hace varios años y que aun no has empezado. Y no me digas que no hay absolutamente NADA que te apetezca. ¿Cuanto tiempo? Mínimo 2 horas a la semana. No es mucho pero es suficiente para que te pongas un poco las pilas.