Si no sientes celos es que no la quieres. Si no te pones celoso es que… mierdas. ¿Hemos nacido con los celos o nos los han inculcado? Lo que está claro es que al final todos los hemos sentido pero, ¿qué es ese sentimiento realmente? ¿qué es lo que tiene detrás? Aquí te contaré la clave de porqué te sientes tan CELOSO.

El amor Disney…

Nacidos en la generación de Cenicienta hemos crecido con los príncipes y las princesas. No nos engañemos, yo también. El valiente príncipe que no ve más allá de la belleza física rescatando a la princesa de las garras del dragón. Princesa que por otra parte no merece ser rescatada. Y así, poco a poco nos hemos ido impregnando del amor romántico…

Pero también nos hemos impregnado de la necesidad de amor. La necesidad de tener a alguien que esté a nuestro lado. La necesidad de tener un príncipe o una princesa. Hemos aceptado que tenemos que ser felices y comer perdices para siempre. Que las cosas nunca deben de cambiar. Que una vez que amas es para siempre, hasta que la muerte te separe.

Y de esa necesidad han nacido los celos…

¿Amamos o necesitamos?

Crear un proyecto de vida que sea conmigo. Solo y exclusivamente conmigo y con nadie mas. Porque sino…

Hemos creado una forma de amor en la que por encima de todo está la necesidad de satisfacer nuestras necesidades de estar con alguien. Mucha gente no busca sentir, busca un novio o una novia, un marido o una esposa. Y de esa búsqueda nacen los celos.

¿Qué son?

Los celos es el sentimiento que nace cuando aparecen dudas sobre si esa persona va a cubrir nuestra necesidad de no estar solos. Es una forma de egoismo que nos intenta proteger de un dolor. Soledad. Es una forma de atar al otro a nosotros. De tenerlo encerrado en un proyecto juntos en el que no hay otra alternativa que «nosotros»

Aquí la clave de porqué te sientes tan CELOSO

Es el reflejo de nuestra propia inseguridad. Nuestra inseguridad transformada en un montón de ideas y fantasías que avasallan la mente.

¿Y el amor?

Cada uno con sus definiciones…

Siempre he dicho que cada uno vive como quiere vivir. Cada uno tenemos nuestra definición de las cosas. Cada uno tenemos nuestra propia definición de amor. Ponemos nuestros propios límites y nuestras propias normas, y ¿quién soy yo para enseñarte nada? Pero ya que estás aquí y has entrado a leerme…

«… deja de querer a alguien por lo que hace o deja de hacer. Puedes admirar a este o al otro por su trabajo. Un actor, un científico, un jugador de basket. Pero no es amor. Amor es aceptar a la otra persona. Aceptarla tal y como es. Aceptar sus pros y sus contras. ¿Y si te traiciona? Si te traiciona quizás es porque no habías aceptado a esa persona tal y como es. Si amas a alguien lo amas no por lo que hace sino por lo que es…»

Yo también he sentido celos. No te creas que soy aquí un dios supremo. ¿Pero al final que son esos celos? Un susurro de mi propio ego intentando decirme algo como «cuidado, puedes perder a una persona en tu vida»…

¿Después de los celos…?

¿Y luego qué? La gran mayoría de la gente ni se pregunta qué son los celos. Y los que lo hacen machacan a su pareja de hacer esto o lo otro.

Si sientes celos y aceptas que es un susurro de tu propio ego, ¿qué vas hacer luego? Proibir a tu pareja hacer su vida o quizás intentar seducirla o reseducirla. ¿qué eliges?

La gran mayoría prefieren poner un montón de normas, echar la culpa al otro y hacer oidos sordos.

¿Qué clase de persona prefieres ser? ¿Qué clase de relación prefieres?

Tú decides lo que quieres ser…

Lo que creo, al final, es que los celos es un sentimiento que ha aparecido de nuestra forma tan curiosa en la que entendemos el amor. Un amor posesivo. Un amor que pretende crear ese proyecto de vida solo y excesivamente si uno posee al otro.

Si aceptamos a la persona tal y como es. Si nos aceptamos a nosotros tal y como somos. Los celos… no desaparecen, porque creo que ya están inculcados en nosotros, pero disminuyen. Aceptas el ego. Aceptas que el otro tiene que hacer su vida y que compartirá los momentos contigo que sean necesarios.

Y que, por más que te empeñes, cabezón, no vas a suplir todas las necesidades de tu pareja. Igual que tu pareja no va a suplir todas tus necesidades. Pero eso no quiere decir absolutamente nada. Si la amas por encima de lo que hace. Si amas a una persona por lo que es… eso es bonito realmente.